Copyright 2019 - Cooperativa de Alcampell

Nuestra variedad es Aceite de Oliva Virgen, sus sutiles matices de sabor afrutado e intenso, su inconfundible aroma fresco y agradable olor lo convierten en imprescindible para la buena cocina.

El proceso de producción del aceite de oliva se ha conservado intacto. Actualmente el proceso de producción del aceite de oliva es el siguiente: se recolectan las olivas y se muelen. Una vez molidas hay que batirlas y separar el aceite de la pulpa. Una vez separado el aceite se decanta y ya esta listo para conservar. Es el mismo proceso productivo que hacían nuestros antepasados, lo único que ha cambiado es que ya no se utilizan las mismas herramientas que se usaban antiguamente.

La calidad del aceite de oliva depende en gran medida del estado de las aceitunas en el momento de recolección y elaboración del aceite. Es importante que las olivas no sufran ningún tipo de maltrato durante la recolección y que esta se realice en el momento óptimo de maduración del fruto.

El período de recolección de las aceitunas empieza a finales del mes de noviembre y finaliza 3 meses después, en febrero o marzo.

Para la recolección se utiliza el método tradicional: recogiendo manualmente con una herramienta llamada peine, evidentemente por su forma de peine, para no dañar las aceitunas ni el olivo.

Otros métodos de recolección que utilizamos es el llamado vareo, este método consiste en golpear con varas largas las ramas del árbol para que las aceitunas caigan sobre las lonas que se han extendido en el suelo alrededor del árbol. También recolectamos mecánicamente mediante peine. Este procedimiento esta basado en el método de vareo tradicional aunque en vez de varear el olivo de forma manual, se realiza con una vara mecánica, con dos alas en forma de peine, que aletean como mariposas golpeando repetidamente las ramas para que las olivas caigan al suelo. La principal diferencia con el vareo tradicional realizado a mano es la mayor velocidad y un consumo de energía mucho menos ademas de respetar mucho mejor las ramas.

Independientemente del método de recogida elegido las aceitunas deben de trasladarse a la almazara con mucho cuidado y siempre el mismo día de la recogida.

Seleccionamos las aceitunas controlando su llegada asegurándonos de que no contienen algún tipo de defecto. Posteriormente pasamos a limpiarlas, lavarlas y pesarlas.

Desde la recogida de la aceituna hasta el proceso de molido no deben pasar más de dos días, ya que las aceitunas podrían comenzar a fermentar y producir aceite de mucha peor calidad. En el proceso de molida se tritura la aceituna para separar el aceite de la pulpa.

Durante este paso se bate la mezcla que se ha obtenido en el paso anterior al moler las aceitunas. Esta pasta debe batirse constantemente a una temperatura no superior a 30ºC para separar el aceite del agua y de los restos de las aceitunas como el hueso, la pulpa y la piel. En este proceso el aceite se agrupa y de esta forma resulta mucho más fácil de separar del resto de la mezcla.

De la mezcla resultante del molido y batida de las aceitunas se obtienen tres productos:

Aceite de oliva virgen el cual comercializamos.

Alpechín que lo enviamos a extractoras para su reutilización.

Orujo de aceite usado como abono para los campos.